Grupos de mercancía
Indicador del nivel,
tornillos tapón

Indicador del nivel, tornillos tapón

Volver
Novedades
Estos componentes se utilizan en sistemas hidráulicos, por ejemplo, como indicadores de nivel de aceite o para otros líquidos, así como para depósitos y unidades de lubricación en el ámbito de la construcción de maquinaria.

Racores de lubricación, indicadores del nivel y tornillos tapón de KIPP

HEINRICH KIPP WERK tiene una extensa gama de diversos elementos de mando. Entre ellos se cuentan los tubos de llenado, los indicadores del nivel, los racores de lubricación y los tornillos tapón. Los artículos están agrupados en la categoría

La gama de racores de lubricación de KIPP

Los racores de lubricación, también llamados boquillas de engrase, son pequeñas piezas estándar que suministran grase a cojinetes y otros componentes móviles. Con el fin de garantizar una lubricación fiable, el lubricante debe rellenarse o reponerse regularmente con una pistola de engrase.

Forma de funcionamiento de los racores de lubricación

La forma de funcionamiento de los racores de lubricación es muy sencilla. Sirven de boquillas para poder suministrar lubricantes como grasa con una pistola de engrase a piezas móviles como cojinetes. Como las piezas móviles deben tener una holgura muy pequeña, el lubricante se debe introducir con una alta presión en una cavidad muy restringida. Para este fin se utilizan pistolas de engrase que introducen la grasa con una presión de hasta 400 bar. Las formas especiales de los racores de lubricación permiten fijar con fiabilidad las boquillas de las mangueras de las pistolas de engrase, lo que garantiza un llenado seguro de lubricante. Una válvula de retención integrada en la boquilla de lubricante se encarga de que no se vuelva a salir la grasa introducida a presión. Esta válvula está formada por una bola con apoyo de resorte. Durante el llenado, la presión comprime la bola hacia el interior, permitiendo así que fluya el lubricante. Después del llenado, la presión cae y entonces el resorte empuja la bola hacia arriba, cerrando con ello el racor de lubricación.

Distintas formas: el racor de lubricación más adecuado para cada aplicación

Los racores de lubricación se pueden utilizar para distintas aplicaciones de lubricación en diversos puntos. Con vistas a garantizar una accesibilidad óptima, se ofrecen diversas variantes de racores de lubricación.
Racores cónicos de lubricación

En la gama de KIPP encontrará racores cónicos de lubricación con rosca cónica según DIN 71412. Su denominación proviene de su forma cónica. Los racores cónicos de lubricación son uno de los tipos más corrientes de racores de lubricación. Hay varias formas disponibles:

Esta diversidad de formas permite lubricar con facilidad también los elementos en puntos de difícil acceso. A diferencia de los racores de lubricación cónicos o los racores de lubricación de impacto, los racores de lubricación con rosca también son idóneos para las pistolas de engrase a máquina. Los racores de lubricación cónicos, como son enroscables, no se salen aunque estén sometidos a altas presiones. Según el modelo, tienen roscas de M6, M8 o M10. Cómo protección para los racores de lubricación cónicos hay tapas protectoras de distintos colores.

Racores planos de lubricación
Además de los racores cónicos de lubricación, KIPP también ofrece racores planos de lubricación según DIN 3404. Por su estructura permiten un elevado flujo de lubricante y, por lo tanto, se prestan especialmente para las aplicaciones que requieren gran cantidad de lubricante. Tampoco están disponibles como racores de lubricación de impacto, sino solo para atornillar y en los tamaños M6, M8, M10, M12 y M16. Por su estable estructura son ideales para las aplicaciones en maquinaria sometidas a unos elevados esfuerzos exteriores.
Racores de embudo de lubricación

Los racores de embudo de lubricación según DIN 3405 se prestan especialmente por su forma plana para la instalación embutida o al ras. KIPP tiene distintas formas en su gama:

  • recto con hexágono (forma A)
  • en ángulo de 45° con cuadrado (forma B)
  • en ángulo de 90° con cuadrado (forma C)

Están disponibles con los tamaños de rosca M6, M8 y M10. La forma de embudo permite una lubricación fiable también de los puntos de difícil acceso. Pero hay que asegurarse de que la pistola engrasadora tenga una conexión positiva.

Campos de uso de los racores de lubricación

Los racores de lubricación son idóneos para la mayoría de las aplicaciones en que hay que lubricar o suministrar lubricante a un elemento. Abarcan las áreas de la construcción de máquinas y aparatos, pero también la construcción de vehículos y máquinas especiales. Los cometidos idóneos no solo se encuentran en el sector industrial, sino también para usos particulares. Los racores de lubricación, en la industria, tienen que lubricar cojinetes y piezas móviles, mientras que en el sector de consumidores finales, por ejemplo, se utilizan en los frenos de inercia de los remolques o caravanas.

Otros productos de la gama de racores de lubricación, indicadores de nivel y tornillos tapón

Indicadores del nivel de aceite

Los indicadores de llenado o del nivel de aceite de KIPP muestran con fiabilidad el nivel de llenado de los depósitos y otros recipientes. Se colocan en el lado exterior y permiten leer con facilidad el nivel o altura de llenado correspondiente. Por sus diferentes tamaños, los indicadores son idóneos para distintas clases y versiones de depósitos. No importa entonces de qué depósito se trate, ya sea para gasóleo de calefacción, líquido hidráulico o lubricante. Las distintas variantes, además de la altura de llenado, también muestran la temperaturatemperatura del medio que contiene el recipiente.

Además de las versiones analógicas, el surtido de KIPP incorpora también variantes electrónicas que transmiten por cable al control diversas informaciones. En la tienda online de KIPP encontrará indicadores eléctricos de nivel de aceite para supervisar la altura de llenado. Además hay modelos que muestran la temperatura y otras variantes que indican la altura de llenado y la temperatura.

Tubos de llenado

Para facilitar el vertido de líquidos en recipientes, estos últimos suelen tener un tubo de llenado. Además de ayudar al llenado, también permiten un cierre seguro de los recipientes como depósitos de combustible, de gasóleo de calefacción, de líquido hidráulico o de lubricante. Hay disponibles diversos modelos de tubos de llenado. Se diferencian en el material y la funcionalidad, por lo que permiten aplicaciones con diversos líquidos. Así por ejemplo, están hechos de acero al cromo o plástico y tienen, en función del producto, una válvula de ventilación.

Tornillos tapón

Los tornillos tapón, que también se denominan simplemente tapones, son en algunos casos piezas DIN clásicas. En función de la versión, están disponibles con o sin junta y cierran las aberturas de forma fiable. La cartera de productos es muy extensa gracias al uso de distintos materiales como latón, plástico, aluminio o acero. Por eso, prácticamente para cada aplicación tenemos el tapón o tornillo tapón más idóneo. En función de la versión, se montan con una llave Allen, una llave de hexágono exterior o con la mano.
Búsqueda
MiCUENTACorreo electrónicoContraseña
Cesta de la compra
Número de artículos: 0
Total: 0,00 
Mostrar
Disponibilidad
Aquí podrá comprobar la disponibilidad de los artículos.
España
Mapa web Imprimir Boletín electrónico Top
Copyright © 2022 HEINRICH KIPP WERK GmbH & Co. KG · Todos los derechos reservados. Tel.: +49 (0) 74 54 / 793-0 · Fax: +49 (0) 74 54 / 793-33